La inquietante paradoja de la sal orgánica sin químicos

Hoy a la hora de la comida, un compañero que está haciendo un régimen “sin aditivos” para bajar peso no ha querido probar mi lomo con manzanas – casero – porque “no puedo comerlo, está lleno de pesticidas”.

Antes de que yo pudiera decir que pesticida y aditivo no son lo mismo, todos los presentes asintieron y comenzaron a hablar de lo mala que era la comida de hoy en día, y que algunos de ellos compraban productos “ecológicos” a granjas, para evitar pesticidas y aditivos y comer sano.

Me infla mucho las narices la gente que habla de “productos naturales” “alimentos sin químicos” o “alimentos orgánicos”. Más que nada porque el primero y el tercero – aunque este último salvo en el caso del agua y la sal – son epítetos, y el segundo es una soberana gilipollez.

Es una y otra vez el mismo patrón: “la homeopatía funciona porque las farmacéuticas solo quieren ganar dinero”, “la alimentación puede curar el cáncer porque la quimioterapia no es 100% eficaz”, “sólo la comida ecológica es buena porque las hamburguesas del mcDonalds son malas para la salud”. Hay un salto de fe bastante importante desde las premisas hasta las conclusiones, pero a la gente no parece costarle unirlas y verle al razonamiento todo el sentido del mundo.

En primer lugar porque la gente no sabe cómo funciona aquello de lo que está hablando – ni ganas –, así que se cree cualquier cosa que le suelte cualquiera con pinta de saber del tema – o que escriba un libro, o se invente una dieta milagro –.

Y en segundo lugar porque todos ellos tienen un poso de verdad… al que han aplicado inducción hasta decir basta, vale, pero algo de verdad de la que partir sí que hay.

En el caso de la comida ecológica(1)… pues yo no lo llamaría poso de verdad, más bien lo llamaría “alguien ha confundido mucho los términos aquí”. Sí que es cierto que el modo de vida de las ciudades del primer mundo obliga a un tipo de agricultura y ganadería intensivas que hacen que los productos resultantes dejen bastante que desear en lo tocante a sabor y valor nutricional. Los cultivos se recogen antes de que maduren – así que lo hacen en cámaras – para evitar que en los traslados lleguen podridos al destino, perdiendo sabor y vitaminas. Los animales son alimentados con piensos para que engorden rápido y mucho, están sometidos a mucho estrés, su carne no es ni de lejos comparable a la de unos animales criados de forma tradicional.

Yyyy aquí empieza la mezcla de conceptos. Si crías una res en una granja, digamos, “a la antigua”, crece relajada, come como dios manda – lo que sea que coman –, está todo el día pastando y toda la noche calentita en la nave del corral. Su carne va a ser pura ambrosía comparada con un filetucho de una res criada con ganadería intensiva.

Pero.

Si tienes una plantación de lo que sea, y pretendes tener una buena cosecha sin utilizar ni abonos ni pesticidas, lo único que haré será desearte buena suerte. Porque la vas a necesitar. Las plagas son la cosa más natural del mundo, y además las hay a montones, que lo sepas. El único motivo por el que alguien querría comprar productos “cultivados sin pesticidas” es que no tenga ni idea de qué significa dicha expresión.

Y por cierto, si estás leyendo esto y compras verdura o fruta ecológicas “porque no tienen pesticidas”(2), que sepas que lo más seguro es que te estén timando. De nada.

Siguiente punto.

Aditivos. Bien. La comida moderna está llena de aditivos. Correcto. Podemos verlo claramente en la lista de ingredientes de la comida que consumimos día a día. Ajá.

Solo que a un producto sin procesar no se le pueden añadir aditivos.

¿Cómo le meten el acidulante E-556 a las manzanas o a la ternera, me pregunto? ¿Se lo inyectan con jeringuilla antes de envasarlas? ¿O se lo echan en el agua con el que riegan la planta o algo así? ¿Se lo dan de comer a los terneros? ¿Alguno de los que afirma que las manzanas están llenas de aditivos sabe qué son o cómo funcionan esos aditivos de los que habla? O ya puestos, ¿alguno sabe cómo va el proceso digestivo de un animal, o el de una planta?

Y ya que estamos con el tema, yo me preocuparía más por los kilos de azúcares que le añaden a la comida al procesarla que por unos compuestos que lo único que hacen es evitar que la comida se pudra antes de que llegue a nuestras mesas – que es lo que pasaría si fuera “natural” –.

Nuestro estilo de vida requiere que modifiquemos nuestra producción de alimentos. No podemos esperar vivir hacinados en una ciudad de millones de personas y a la vez comer carne de ganadería extensiva y tomates que han madurado en su planta. No se produciría lo suficiente, para empezar, y los productos vegetales no aguantarían el tiempo de transporte a nuestras mesas, llegarían podridos. Es uno de esos “sacrificios” que uno debe hacer si quiere vivir de un determinado modo. Si alguien te intenta vender que puedes tener las dos cosas, ten por seguro que te está timando.

Pero yo qué voy a saber, si ni doy datos ni nada, solo parloteo cosas contrarias a las que alguien que tampoco os dio datos os parloteó primero…

(1) A todo esto, ¿alguien sabe qué significa exactamente “comida ecológica”? ¿Es comida que no daña el medio ambiente? ¿Hay comida antiecológica? ¿Cómo crías un cerdo sin que emita metano a la atmósfera? ¿A qué huelen las cosas que no huelen?

(2) Irónicamente, el verdadero “modo” de evitar los pesticidas en los cultivos son los transgénicos. Plantas resistentes a las plagas, a condiciones de humedad o sequedad extremas, que aguanten más tiempo antes de pudrirse… Ingeniería genética y transgénicos. Pero claro, una señora muy arreglada en televisión dijo que esas cosas no son sanas, que son malas malas, y que mataron a su padre y violaron a su madre. ¡Y si lo dice alguien en la tele tiene que ser verdad!

Anuncios

2 pensamientos en “La inquietante paradoja de la sal orgánica sin químicos

  1. Ya me animo a comentar, pero no lo hago en las feministadas porque llevo un mesecito que lo mismo te peto el blog o te lo censuran XD
    Totalmente de acuerdo, salvo en una cosilla. Los productos ecológicos (como bien dices) sí que es cierto que tienen que llevar pesticidas para que no se estropeen, sin embargo los pesticidas usados y la cantidad no son los mismos. Tengo muy cerca de mi un huertito donde cultivan verduras orgánicas, y si bien usan pesticidas, son más flojos que los que usan en la agricultura extensiva, muchas veces lo que usan son enemigos naturales de las plagas o determinadas sustancias que no son tan nocivas o tóxicas para el consumo humano (aquí por ejemplo, las babosas son un problema y con cerveza te puedes deshacer de ellas). Pero claro, eso es posible en huerto pequeñito, a pequeña escala. Y por eso también es más caro y las zanahorias por ejemplo no son tan lustrosas y salen más bien feas. Yo cuando he podido permitirme comprar verduras orgánicas, sí he notado la diferencia. Mi suegro por ejemplo, tiene un manzano al que cuida de manera “natural” y todos los otoños da miles de manzanas feas como demonios, pero que son un auténtico manjar.
    Luego ya (y ésto a título personal) lo de los transgénicos no me parece mal, salvo cuando se introducen genes de insectos u otros animales en las plantas. No sé, no me acaba de convencer que un cítrico por ejemplo segregue veneno de araña para defenderse de depredadores :-/

    Me gusta

    • Ay dios, cuánto llevará este mensaje aquí sin aprobar… >.<
      Solo una respuesta, y la digo con la boca pequeña porque de que lo estudié a hoy en día han pasado años y quién sabe cómo lo harán ahora, pero los transgénicos no funcionan así. Quiero decir, para que un cítrico segregue veneno tienes que hacer que le crezca la glándula que lo produce, y eso no lo puedes hacer sin dejar de producir un cítrico. Por no mencionar que ese proceso conllevaría más de un gen. Normalmente lo que se hace es generar cultivos resistentes, no agresivos, o que tengan un determinado nutriente que de otro modo no tendrían, como vitamina A en el arroz para cultivos en Asia. Pero – y soy consciente de que abstraerse de "pero estás mezclando un pez con un limón" es difícil – lo importante es que no se están mezclando especies. Los aminoácidos son los que son, no son "de peces", "de vacas" o "de cítricos". Codificar un "gen" resistente a altas temperaturas, a sequías o a inundaciones, o a determinadas plagas, es coger una serie de aminoácidos genéricos y secuenciarlos de tal manera que el fruto resultante – que sigue siendo fruta en todas sus características – tenga ese rasgo. No se la ha mezclado con un pez, ni con un insecto, ni con nada. Solo lo digo como conocimiento general, nada más -_- Después de dar genética se me cayeron muchos prejuicios, y aunque no sé si tú ya sabes lo que te estoy contando y aún así no te hacen gracia – que es perfectamente aceptable, aquí cada uno come lo que le da la gana – yo lo digo por si acaso ^^U

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s